Por fin llegó el momento tan esperado por muchos, por fin tenemos en nuestras manos el producto de nuestra tan odiada como amada Ubisoft, y es que, por fin ha llegado al mercado. Este juego que lleva siendo prometido desde un E3 de tiempos prehistóricos, que nos ha mostrado imágenes que los conocedores y maestros del Hype sabíamos que estaban hinchadísimas, y, aun así, no nos han deshinchado la ilusión. Este juego es otro más de la serie de juegos de Tom Clancy, con todos ustedes… TRRRRRRRRRRRRRRRRR ¡¡¡¡THE DIVISION!!!!

Vale, a lo mejor estoy exagerando un poco, pero la cuestión es, que llevábamos tiempo esperando algo como esto, un Shooter RPG, tal vez, los consoleros no tuvieran este mono, ya que tuvieron Destiny, pero para los de PC, yo al menos, esperaba algo así como agua de mayo. Ya me encantaron los Borderlands, pero, aun así, quería algo un poco más serio, algo con mazmorras o raids. Y la verdad es que es justo lo que The Division prometía, aunque si algo nos sirve la experiencia es de no fiarnos de las desarrolladoras. Así que esperé pacientemente, y finalmente pude hacerme con una beta, y joder, no era lo prometido, pero, aun así, fue buenísimo, divertido, con gráficos bastante inmersivos, acción y ante todo mucha diversión. La verdad es que Ubisoft cerro muchas bocas ese día, aunque bueno, también las abrió, porque lo que era a mí, se me estaba cayendo la baba. Eso sí, tampoco nos pongamos aquí a lamerles el culo, porque el juego, como la mayoría, dista de ser perfecto.

Empecemos desde el principio, The Division es un TPS (Shooter en 3º persona), con elementos de RPG, esto se traduce en que nuestro personaje subirá de nivel y como consecuencia aprenderá habilidades y se podrá equipar mejores armas y armaduras. En el ámbito de la acción se traduce como enemigos con diversas especialidades, estadísticas y armas. Es un resumen muy escueto e impreciso, pero es un buen punto de partida. Ahora bien, pongámonos con el juego en sí.

La historia nos plantea el siguiente escenario, durante las rebajas del “black friday” en Manhattan, se ha extendido un brote de una enfermedad desconocida, el cual ha colapsado por completo la ciudad, es en este momento en el que un grupo llamado “Strategic Homeland Division” (más conocido como The Division) irrumpe en la ciudad como primera fuerza de seguridad, su cometido es mantener la seguridad en la zona y salvar lo que queda. El problema es que tras la primera oleada de agentes de division, se perdieron las comunicaciones con los agentes y no se sabe que ha pasado. Es cuando entra en acción la segunda oleada, a la cual perteneces, a partir de este momento, nuestra misión es formar una base de operaciones e ir reduciendo las fuerzas enemigas mientras mantienes con vida a los civiles. Para ello iras reclutando a personas y mejorando la base de forma que amplíes tanto tu arsenal como los servicios a la población.

 

Todo esta muy destruido, nos neceistan. Somos... The Division.

Todo esta muy destruido, nos neceistan. Somos… The Division.

Básicamente Manhattan se ha convertido en un hervidero de maleantes, perturbados y gente que reclama lo que considera suyo, tendremos ir poco a poco reconquistando toda la ciudad. Ahora bien, esto es algo que puede parecer muy bonito, pero la historia debe traducirse en una jugabilidad, y lo cierto, es que, se hace de forma casi perfecta. Empezamos sin nada, somos un agente durmiente que acaban de despertar, justo después de que se pierda contacto con la primera unidad. Sabemos poco de la misión, aparte de que el estado de la ciudad es deplorable y que empezamos desde cero. Lo primero que tenemos que hacer es buscar un punto donde establecer la base, esta será el edificio de correos James A. Fareley, un sitio lo suficientemente grande como para acoger toda la infraestructura necesaria, a partir de aquí, la prioridad es abastecernos, para ello tenemos que buscar personal para las 3 diferentes alas. En primer lugar, está el ala médica, la cual estará encabezada por la Doctora Jessica Kandel, se encargará de poner en orden todo el sistema médico, buscar una cura para la enfermedad y nos permitirá desbloquear habilidades del curación y soporte. Después tenemos al Capitán Roy Benítez, el líder de las JTF, nuestros aliados en esta ciudad, activara todas las medidas de seguridad y nos brindara acceso a las habilidades de protección. Por ultimo esta Paul Rhodes, un ex-miembro de la unidad antagonista LMB el cual se nos une como ingeniero, es un experto en armas y nos desbloqueará toda la rama de tecnología, la cual nos permitirá lanzar toda clase de explosivos y estacionar torretas autónomas, además de ocuparse de reactivar todas las comunicaciones de la isla.

Una vez reunidos todos, tendremos que ir avanzando y desarticulando todos los grupos que han tomado la ciudad, hay 4 en total

Rioters

Una panda de delincuentes y matones, se dedican a saquear y a extorsionar a los supervivientes. Son grupos desorganizados, en los que te encuentras desde enemigos con bates y escudos, a armamento principalmente de corto alcance, aunque también hay algunos con armas un poco más potentes. Sin un líder claro.

Rikers

Este es un grupo de convictos escapados de la prisión, están dirigidos por Larae Barrett. Están dispuestos a lo que sea para tomar la ciudad, aunque esto incluye reducirla a cenizas. Siguen siendo un grupo bastante desorganizado, pero están mejor armados, es fácil encontrarte con enemigos con escopetas y armas cortas, siendo más reducido el número de ellos con algo de mayor calibre. No están entrenados, pero son muy violentos y no tienen problemas con el asesinato. Ya que tienen un líder, estos sí que tienen objetivos por los que luchar.

Las distintas facciones

Las distintas facciones

Cleaners

Los cleaners son posiblemente el grupo más demencial de todos los que nos encontramos en el juego, está compuesto por gente que trabajaba en saneamientos, desde basureros a jardineros, lo perdieron todo cuando ocurrió la catástrofe. Aun así, Joe Ferro, su líder, los unió y se encargó de convencerlos de que la única forma de acabar con la plaga era quemar todo, incluso a la gente. No hace falta explicar el porqué del peligro de este grupo. Es la única facción con enemigos más marcados, por un lado, tienes a los que tienen equipados lanzallamas, aunque también llevan un arma normal, y por otro tienes a los granaderos, los cuales únicamente se encargaran de bombardearte con toda clase de explosivos. Sin lugar a dudas es el grupo más satisfactorio de eliminar, sobre todo porque llevan bombonas explosivas pegadas a la espalda.

LMB

Por ultimo tenemos al Last Man Battalion, una compañía militar privada, que estaba contratada por gente poderosa de la ciudad, pero en cuanto la enfermedad se expandió, fueron abandonados y ahora aspiran a conquistar la ciudad y establecer su ley. Su líder es Charles Bliss, y posiblemente tenga uno de los combates más divertidos de todo el juego. esta facción es de lejos la más equipada y la que usa técnicas más avanzadas. Es un grupo a tener en cuenta.

  •  Ok, pero… ¿eso es todo?…

  •  Me alegra que me hagas la pregunta

Estamos ante un juego multijugador con toques RPG, evidentemente esto no podía ser todo, necesitamos algo más, algo que nos permita seguir jugando una vez pase todo. Porque si, la historia es entretenida, pero como juego se quedaría corto. Así que, que nos queda en lo que se puede considerar el End Game. Pues hay que decir que, de momento, más bien poco. Tenemos la zona oscura, la cual es una zona PvPvE, en donde conseguiremos el equipamiento más poderoso, pero a cambio, tendremos que luchar por sacarlo de esa zona, ya que todo lo que consigamos dentro lo podemos perder si no logramos evacuarlo como corresponde. Ocupa toda la franja vertical del centro del mapa a excepción de una zona por debajo, y está dividida en 6 zonas, a cada cual requiere más nivel. Lo cierto es que es muy divertida y ocasiona momentos con mucha fuerza. Encontronazos con equipos, con mucho temor a dar el primer disparo, porque puedes perder todo lo que has conseguido en ese rato de partida. No es comparable con lo que significa en un juego estilo DayZ en el que pierdes todo, pero supone un hándicap lo suficiente importante como para planteártelo. Además, los jugadores que atacan a otros y se vuelven “malos” o renegados, se convierten en objetivo del resto de jugadores de la zona durante unos segundos, lo cual hace que te tengas que plantear hasta matar a unos pobres pardillos, porque los que te persigan pueden ser más fuertes que tú.

En el mapa podemos ver perfectamente la zona oscura

En el mapa podemos ver perfectamente la zona oscura

Y lo mejor de todo esto, es que, el tema de la zona oscura, tiene lógica o, al menos, cierta consistencia. Es una zona donde las comunicaciones están muy limitadas, no se puede contactar con la base, y solo se puede hablar con gente que este cerca de ti. Si por algo un jugador decide hacerse renegado, se lanza automáticamente una señal de aviso a los jugadores cercanos que dura como 1 minuto, después de eso, si nadie localiza al renegado, este pasa a ser uno más, nadie es capaz de distinguirle. Tal vez puedes pensar, que no tiene sentido que un agente mate a otro solo por codicia, pero entonces eres muy inocente. Es una situación de alto riesgo, pero con un importante beneficio, por supuesto el hecho de que, si te matan aparezcas a 200 metros sin haber perdido prácticamente nada, pues le quita emoción, pero al fin y al cabo es un juego que pide dinamismo.

Y fuera de la zona oscura, solo nos queda, repetir las misiones, podemos repetirlas una y otra vez en dificultad nivel 30 o una vez por día podemos realizar las misiones diarias, estas diarias serán repetir 3 misiones específicas, 2 de ellas en nivel difícil, y una en nivel desafiante, la cual nos sitúa en un entorno en que todos los enemigos son elites de grado alto.

Aunque lo cierto es que es un juego en el que el contenido de va dando poco a poco, se acaba de abrir la primera Incursión, en la cual nos dan acceso a una nueva misión de nivel de dificultad alto y se espera más contenido en breve.

Ahora bien, no todo podía ser bueno, este juego a pesar de que me está gustando mucho, y está rivalizando en horas con el recién estrenado Dark Souls 3, tiene pegas, y algunas son muy importantes.

Repitiendo misiones diarias con un grupo aleatorio, ya que no tenia amigos.

Repitiendo misiones diarias con un grupo aleatorio, ya que no tenia amigos.

En este juego se requiere tiempo, puedes disfrutarlo jugando una horita al día o incluso media, pero te va a costar mucho obtener los recursos para poder hacer misiones más difíciles. El tema de las diarias es bastante repetitivo, ya que solo contamos con unas 15 zonas (no las he contado), y en rotaciones de 3, en un par de semanas nos las sabemos perfectamente. La zona oscura pude resultar frustrante para los jugadores más casual. Y sin lugar dudas la más importante de todas es el tema de las mecánicas de los boses. Y aquí voy a hacer referencia a World of Warcraft.

WoW es posiblemente el mejor MMORPG que existe, las raids, es lo más divertido que he jugado nunca. Una raid, básicamente es una mega-mazmorra en la cual hay entre 4 y 16 jefes, cada uno de ellos tiene unas mecánicas, habilidades y movimientos que, requieren que grupos de hasta 25 o incluso 40 (si nos remontamos a sus orígenes) personas se compenetren y usen sus roles específicos para lograr ese objetivo. Existen boses que ponen trabas a los healers, o que hace que los tanques tengan que sustituirse en sus posiciones, o que los personajes de ataque tengan que estar variando permanentemente sus objetivos. Y esto implica que cada uno de ellos tenga que estar concentrado en su tarea, y que cuando se termina, esta sea una victoria común, sin una persona que te lleve de la mano mientras hace todo el trabajo. Y aquí es donde quiero llegar.

La composición de equipos de The Division es de risa, cualquier grupo puede pasarse casi cualquier misión, no se requieren roles, los enemigos tienden a acosarte continuamente gracias a la gran cantidad de vida que tienen y a su daño, en vez de a tácticas de flanqueo o de bombardeo con fuego de cobertura. No se puede apreciar ese momento que en el WoW era tan importante, el cual te unía a tu equipo. Es cierto que evita tiranteces, pero esta para mi gusto muy casualizado. Los tanques deberían tener más presencia y ser más importantes, y los Bosses deberían tener mecánicas un poco más complejas, ya que, por lo general siempre se basa en limpia la zona de enemigos menores y después mata al grande.

Esto no lo convierte en un mal juego, pero sí que le quita mucha gracia al asunto. Además, si le sumamos un alto nivel de grindeo, tenemos un juego en el que para ser el mejor no te hacen falta dos dedos de frente, sino 10 horas de juego diarios, y no creo haya que hacer que todo el mundo tenga acceso a la equipación jugando 20 minutos, pero tal vez habría que reducirlo.

En conclusión, recomiendo el juego, sin lugar a dudas es un grande esta generación, y si saben moverlo bien y evolucionarlo, puede tener muchísimo tirón. Si esperáis un WoW de disparos, es que os habéis venido muy arriba, esto vendría siendo más un Action RPG. Aun con todo, si os gustan los shooters y tenéis tiempo, cogerlo ya, no os arrepentiréis.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR