Este E3 2015 nos trajo muchas sorpresas espectaculares, pero de entre todas, hay una de ellas que me dejo con un sabor agridulce.

La “esperadísima” e incompleta saga Shenmue iba a ser continuada a cargo de Yu Sukuzi. Digo esperadísima entre comillas, por que Shenmue en su día tampoco fue el juego mas vendido de la consola de SEGA, aunque sí consiguio una respetable cifra de ventas (1,18 millones de juegos colocados), Shenmue II tuvo menos suerte. Quizás fue por salir en la ultima etapa de Dreamcast o quizás por salir en la primera Xbox (consola que no se comió un torrao más allá de USA).

Shenmue II era una digna secuela pero salió en un mal momento. Con el paso del tiempo la increíble calidad de Shenmue (sobretodo del 1) lo elevó a juego de culto y hoy en día se lo valora más y mejor que el año de su lanzamiento. Como toda buena “cosa” de culto, Shenmue no fue comprendido del todo en su día, y solo con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de lo grande que era el juego teniendo en cuenta la época en la que salió. También fue caro, muy caro de hacer, quizás ese fue uno de los motivos por el cual la saga no continuó, por sus costes de desarrollo, no olvidemos que la historia original iba a contar con 7 partes.

El juego incorporaba de una forma nunca vista hasta entonces, el género Sandbox. Tenia su ciclo de día/noche, y los NPC`s tenian sus rutinas. Si salías pronto a la calle podías seguir a la señora en su paseo y ver como se dirigía a su tiendecita para abrirla puntualmente cada dia. Podias ir a el salón recreativo a echarte unas partiditas (gastando pasta por supuesto) a unos cuantos juegos arcade e incluso el bueno de Ryo Hazuki tenia una Mega Drive en su casa para jugar a los juegos que ibas coleccionando a lo largo de la partida. Podías (y de hecho debías XD) conseguir un trabajo para diariamente asistir a el y ganarte unas perras que necesitabas a lo largo del juego. Ese famoso “haz lo que quieras cuando quieras” lo combinaba con una forma de contarte la historia exquisita, espectacular y que te hacia empatizar rápidamente con sus personajes. Tenía muchos momentos emotivos, pero también de acción. Generalmente se mostraban en forma de Quick Time Events, hoy en día tan odiados por la comunidad (aunque a mí algunos me encantan) pero también disponía de algunas peleas con un sistema de combate no muy complejo pero que funcionaba bien y recordaba bastante a Virtua Fighter. Por todo esto y por el contexto y año en el que fue lanzado, Shenmue se ganó un hueco en los corazones de muchos gamers.

Shenmue-Vehículo

Ryo Hazuki currando en el puerto

arcade-machines

Menudas viciadas en los recreativos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora nos enseñan un nuevo Shenmue, y encima nos lo muestran en la conferencia oficial de Sony del E3. Pero cuando dijeron que era por KICKSTARTER me decepcioné por que Shenmue es demasiado juego para un KICKSTARTER.

Quiero decir que cuando haces una secuela de un juego y más de uno TAN esperado, estas obligado a cumplir una serie de cosas. A mi no me vale que el señor Yu Suzuki me diga que si llega el juego a 6 millones de dolares, será un SandBox. Vamos a ver ¡que los anteriores ya lo eran!. Es como si hago un GTA nuevo y digo “Señores si no llego a 10 millones de dólares el juego no será SandBox”. ¿Que sentido tiene?. KICKSTARTER puede funcionar bien para ciertos juegos, que no necesiten mucho presupuesto o que sean IP’s nuevas, pero para este caso creo que es una desastrosa elección.

Además el juego está estancado. Se recaudó el mínimo que se pedía en tiempo récord (en 10 horas 2 millones de dólares) pero a día de hoy lleva 3.746.119 $. Los días van pasando y en 5 días prácticamente han recaudado algo mas de 100.000 $. Claro el juego tiene una tabla de objetivos (algo que me parece guarrísimo) en consecuencia a el dinero obtenido que se va actualizando con mejoras para el juego.

tabla shenmue (Click para ampliar)

Como se puede apreciar, ahora mismo todo indica que nos quedaríamos sin minijuegos, vista en 1ª persona, sin mundo abierto y sin trabajo diario (cosas que ya tenía el primero) además de sistema de combate mejorado, arboles de habilidades, misiones adicionales y demás novedades que debería de traer el juego ya de por si tratándose de una secuela de un juego esperado.

Ahora mismo con 3 millones haces un truño de Shenmue acojonante. Y no tiene perspectiva de que mejore mucho más.

Shenmue 3 no merece un KICKSTARTER, no está a su altura. Shenmue necesita que Sony lo financie sí o sí. Hay rumores de que el KICKSTARTER fue un truco para probar si la gente aún quería Shenmue y que Sony iba a soltar 200 millones para financiarlo. Pero de momento, los días van pasando y no se confirma nada.

Solo espero que saquen un buen Shenmue o directamente ni lo saquen, por que para hacerlo mal…

Sobre El Autor

Jonathan

Salvador de Hyrule, Colonizador del Crépusculo, poseedor de la Voz del Dragon, recogedor de Estrellas profesional, Salvador de la galaxia de los Reapers y cientos de títulos más reconocidos por la Federación.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR