En la época en la que estamos actualmente parece que si un juego no tiene modo cooperativo o multijugador no está en el top de ventas y jugadores. Son muchas las listas en las que las primeras posiciones las ocupan los típicos juegos multijugador, ya sea como Fifa, GTA, Call of Duty, The Division o los Medal of Honor.

Nos hemos olvidado de que la soledad en los videojuegos es importante, y que las verdaderas aventuras las vivimos en solitario. Aquellas historias que siempre recordaremos vienen acompañadas de un modo campaña bien trabajado y cuidado.

Hoy vengo a reivindicar unos cuantos títulos que excluyeron el modo multijugador o cooperativo y les fueron de maravilla, consiguiendo lo que de verdad se debe de premiar en un videojuego a mi parecer: Inmersión, ambientación y jugabilidad.

Dead-Space

Dead Space.

Visceral Games se sacó de la chistera un juego redondo en todos sus aspectos. Un Survival Horror en el espacio que revitalizó el género en 2008. Isaac Clarke visita la USG Ishimura en una misión rutinaria para ver el porqué de unos fallos de comunicación. Tras llegar allí se encuentra lo más dantesco que podemos imaginarnos, unas extrañas criaturas llamadas necromorfos se han apoderado por completo de la nave y no han dejado títere con cabeza.

A partir de aquí Isaac buscará la manera de sobrevivir a aquella carnicería utilizando su cortadora de plasma, rifle de impulsos y demás armas que nos iremos encontrando. La principal amenaza puede aparecer en cualquier momento por rejillas, respiraderos o detrás de las esquinas. La historia no decae y poco a poco todo va cobrando sentido hasta llegar al súmmum en su tramo final.

El trabajo artístico y sobre todo el sonoro es soberbio. Jugarlo con cascos y de noche puede provocarnos muuuuchos saltos de nuestra silla.

 

bioshock bioshock infinite

Bioshock y Bioshock Infinite.

¿Qué puedo deciros de estas dos obras maestras, tan distintas en el ambiente por el que se mueven pero a la vez tan parecidas? Recordemos que Bioshock nos lleva a un mundo submarino donde existe una ciudad llamada Rapture y en Infinite subimos a miles de metros de altura para descubrir Columbia. En ambos nos sabemos muy bien donde vamos a llegar, pero tras aparecer en aquellas ciudades no dejamos de sorprendernos constantemente, debido a una ambientación envolvente y unas historias muy bien hiladas, casi perfectas.

Otro apartado a destacar es esa sensación de angustia, que vivimos mayormente en el primer Bioshock, con zonas oscuras, llenas de enemigos y con un doblaje digno de elogiar. También tengo que ensalzar la labor de los malos a la hora de narrarnos todo lo que está ocurriendo, resaltando por encima del resto Andrew Ryan en Bioshock y el Padre Comstock en Infinite.

El poder puede ser un arma de doble filo y aquí vemos como todo se tuerce para el lado más malo y siniestro. Lo que parece se una idea perfecta e idílica se convierte en una locura absoluta. Por último, nombrar a 2 personajes importantísimos de la saga, las Little Sister y nuestros “amigos”, los Big Daddy.

No meto en este artículo Bioshock 2 por la simple razón de que incluyó un modo multijugador, aunque tiene cosas muy positivas y que bien podrían servir para analizar más a fondo en otra ocasión.

 

Alien_Isolation_67361

Alien Isolation.

Otro título bastante actual que llega a mi lista. La hija de Ellen Ripley, Amanda, se embarca para recuperar la caja negra de la nave Nostromo, lo que le lleva a acercarse hasta la Sevastopol, una enorme estación comercial que está orbitando por el espacio. Todo no sale como se preveía y la pobre Amanda va a vivir una de sus peores pesadillas. Al intentar entrar en la Sevastopol y llegar a la esclusa de aire, una explosión deja cortado al cable de guía y la única alternativa es entrar en aquella estación, pensando Amanda que es la única superviviente tras aquella explosión.

Alien_isolation_screenshotA partir de aquí vamos a vivir una lucha constante por la supervivencia, con un modo de juego lento y pausado donde el sigilo es una parte fundamental de la trama para poder seguir avanzando. En Alien Isolation las armas no sirven para casi nada, solo para despistar a los enemigos que podemos encontrarnos por allí. Aquí vale más maña que fuerza y con nuestro sensor de movimiento podemos ir detectando por donde se mueven los sintéticos y la bestia del silencio, el Alien.

El diseño ochentero de la primera película está presente en todo momento, teniendo total fidelidad en muchos elementos de la nave que se asemejan con la Nostromo de la primera parte. Todos los aparatos electrónicos tienen ese tufillo añejo a la hora de manejarnos que nos meten de lleno en el ambiente. El diseño de la nave y su apartado sonoro son la guinda del pastel para hacer un Survival Horror casi perfecto, el mejor de 2015 sin dudarlo y de los mejores de esta generación.

 

alan

Alan Wake.

Una obra maestra que resalta grandes momentos de terror psicológico. Remedy consiguió ese juego de terror para Xbox 360 perturbador y con esas ganas de querer ir sabiendo más y más.

La historia nos cuenta la vida de Alan Wake, un escritor en horas bajas al que la inspiración parece haberle desaparecido. Para recuperar esa inspiración y darle un poco de sentido a su vida decide viajar a Bright Falls, un pueblecito de Washington. Allí, junto a su mujer, se alojan en una cabaña rural cerca de un lago.

alanwake600De repente, y tras unos sucesos un tanto raros, Alice desaparece arrastrada por una extraña presencia. Alan sale en su búsqueda, y es aquí cuando comienza la verdadera aventura de este juegazo.

Muchas personas tachan a Alan Wake de repetitivo, y no les niego esa parte de razón donde todo se resume en escapar y disparar con la luz de la linterna mientras vamos encontrando pilas. Las sombras que nos persiguen son nuestra principal amenaza dentro del bosque de Bright Falls. Pero con lo que hay que quedarse es con la trama, si señores, con esa enrevesada historia que te hace levantarte y aplaudir al aparecer los títulos de créditos en nuestra pantalla. Un juego que nadie puede dejar escapar, no os va a dejar indiferentes.

 

Podría añadir algunos títulos más, pero eso será en otra ocasión. Estos juegos que he nombrado son aquellos que hay que jugar antes de morir, únicos, personales y con una ambientación espectacular. No olvidemos que el modo multijugador o cooperativo puede darnos grandes momentos, pero que los que se nos quedarán grabados para siempre en nuestra retina os puedo asegurar que se viven en juegos en solitario.

 

Sobre El Autor

ValenDrake

Paseando por el Yermo con un Pipboy en la muñeca derecha. No temas, todo es un sueño.

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR