Ante la llegada de una nueva tecnología, como es en este caso las gafas de realidad virtual, es normal que se levante expectación o hype como denominamos a las ganas de jugar/ver un videojuego o en este caso, un nuevo hardware. Decir que he tenido la oportunidad de probar las Oculus Rift, pero su primera versión, así que mi experiencia con las gafas son limitadas y no puedo aportar mucho, y por supuesto, el tema del texto es una opinión personal a raíz del precio de las gafas de Facebook y Oculus Rift confirmado el pasado miércoles.

 

Ag2-32bC4NCOU6x1w7IORhh3wRK7DDt-3Dx0t1JcIi-5

Actualmente existen tres gafas de realidad virtual, las HTC Vive, coalición de Valve y HTC, PlayStation VR y Oculus Rift, la empresa que originalmente mostró al mundo esta nueva tecnología. Las tres ofrecen la misma tecnología base, inmersión en un videojuego, pero también son apuestas distintas. Mientras que Oculus Rift utiliza un sensor del cuál desconozco su función, nos introduce en la experiencia virtual , HTC Vive, mediante dos bases Steam VR, es capaz de trackear nuestra posición y así proporcionar una mejor inmersión, en teoría, y PlayStation VR, muy parecida a Oculus Rift, sin sensor externo pero con un segundo harware específico para alcanzar susodicha realidad virtual. Actualizaré las características de cada una los próximos días, a la espera de confirmación final de HTC y Valve de sus gafas.

650_1200

EXPERIENCIA

Como os he comentado antes, he tenido la oportunidad de probar Oculus Rift, DK1 si mal no recuerdo, y debido a su baja resolución y mal refresco de imagen, la experiencia no fue satisfactoria, y he de reconocer que ese día tuve una impresión errónea de lo que esa tecnología es capaz de ofrecer. Mis compañeros del Reino de Neverland atendieron a la Madrid Games Week del pasado año, probaron las gafas virtuales de Sony, y me aseguraron de que la experiencia con esas gafas es totalmente satisfactoria, con una inmersión muy conseguida. Lamentablemente no conozco a nadie ni en el Reino hemos podido probar las gafas de HTC, así que no puedo aportar nada sobre ellas, sólo lo que he podido leer, y según comentan medios de prensa especializados, las impresiones son muy buenas. ¿No habéis detectado el problema todavía? Iré al grano.

Si queremos comprar una PlayStation 4 o una Xbox One lo tenemos muy fácil, visitamos una web que publique análisis sobre sus juegos y características de la consola, y nos podemos hacer una idea de donde van los tiros, o incluso visitar alguna tienda y probarlas de primera mano. O incluso nos vamos a Youtube y vemos a alguien jugar y a partir de aquí, podemos llegar a una conclusión, me gusta o no me gusta.

En cambio con este nuevo hardware, es esencial probarlas, no nos podemos hacer una idea de su potencial si antes no hemos experimentado con ellas. Quién haya tenido la ocasión de probarlas, seguramente nos diga;

Tienes que comprarlas.

He alucinado, me pensaba que estaba en ese mundo.

Yo confío plenamente en su potencial, sin embargo, gastarme 700€ en un hardware que no he probado repetidas veces, y que todavía no hay un parque de juegos suficiente para justificar la compra, a pesar de que lo visto hasta ahora, es muy prometedor. HTC, Sony y Oculus Rift deben llevar sus gafas al público no especializado, que es quién decidirá si esta tecnología tiene futuro o no, es decir, ir a un Media Markt o un FNAC y jugar con ellas, preguntar y resolver dudas.

 

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR