Nintendo lleva 32 años en el mercado de los videojuegos como desarrolladora de software y hardware, pero las ventas en consolas desde NES han ido disminuyendo progresivamente hasta bajar a los 13.02 millones de WiiU vendidas.

NES consiguió casi 62 millones de consolas vendidas en el 1985, que son muchísimas, pasando por 50M de SNES, N64 con 32.93M , 21.74M de GameCube y con la sorpresa de Wii que consiguió la sorprendente cifra de 101M en 2006, gracias a su control totalmente innovador y juegos como Wii Sports que aseguraba una venta de Wii por cada juego Wii Sports.

La lectura de estos datos es simple, competencia y mejor propuesta. Con SNES hubo una rivalidad muy fuerte con Mega Drive, con muchísimos usuarios que preferían Aladdín en su consola de Sega en vez de la versión de Nintendo, por poner un ejemplo.

Con Nintendo 64, a pesar de tener una consola más potente que PS1, se quedaron atrás respeto al CD, la gran innovación en consolas que aportó Sony. Aquí Nintendo tuvo una gran oportunidad de unirse con Sony pero ellos querían apostar por el cartucho, perdiendo así la exclusividad de Final Fantasy VII, que en principio iba a ser título para la consola de Nintendo. Se empiezan a ver ciertas decisiones la compañía nipona que marcarían el futuro de su compañía durante los siguientes 20 años.

Hoy es el lanzamiento de la nueva máquina portátil/sobremesa de Nintendo, Switch, y con WiiU en mente de todo el mundo como un desastre en ventas, las cosas pintan bien, pero no son las mejores.

Apoyo de third parties, online, batería “escasa”, precio o no tener definido el entorno de Switch son aspectos que me hacen reflexionar sobre su éxito.

Third Parties

Las malas ventas de WiiU han dejado claro que el apoyo de compañías externas a Nintendo es clave para mantener las ventas de una consola. Nadie negará que los ” nintenderos” no quieren un FIFA o un COD, pero las ventas ahí están.

Online

Hoy es el lanzamiento de Nintendo Switch y el precio del online no está todavía claro. Hablar de cifras a día de hoy no tiene sentido, caeríamos en el salsa rosa de los videojuegos, pero algo tiene que ofrecer Nintendo y es una recompensa por pagar el online. 1 mes con algún juego de NES para luego retirarlo es innecesario, pero la no presente, por ahora, consola Virtual con distintos juegos al mes, disponibles en tu cuenta mientras seas cliente de su servicio “premium” sería una opción muy viable y valorada por los usuarios.

Batería

Según Nintendo la batería tiene una duración de hasta 6 horas. Lo que sabemos hasta ahora de distintos usuarios es que se han encontrado con que la batería, a pesar de estar conectada a una batería externa, se seguía descargando. Claro está que no tenemos datos más relevantes de la batería pero es un dato a tener importante. Otro usuario reportaba que con casi 3 horas de The Legend of Zelda: Breadth of the Wild, la batería restante era de 1/4. Si comparamos con su hermana pequeña, la New Nintendo 3DS XL, teniendo en cuenta la diferencia gráfica, la batería llegaba a las 4 horas totales. No son malos datos, pero aún así, te obliga a estar con una toma de corriente cerca o una batería externa. Aunque estando en casa el dock es lo mejor.

La mayoría de personas usarán Switch como un dispositivo portátil, viajes de tren o metro para llegar al trabajo. Si tenemos esto presente, una carga durante las horas de trabajo será suficientes para asegurar la vuelta a casa con Switch funcionando. Es cierto que dispositivos móviles como el One Plus 3T utilizan batería más densas, por lo que arrojan mejores tiempos, pero Nintendo ha diseñado la batería que lleva Switch. Veremos como afecta esta decisión en el futuro.

Precio

Aquí debemos diferenciar el precio de la máquina de sus respectivos accesorios. Sin duda los accesorios son muy caros, 70€ el mando Pro, 50€ si lo comparamos con el precio de los mandos de PlayStation 4 o Xbox One, que como mucho subirían a los 60€ en versiones de Gears of War o Forza. Desde mi punto de vista aquí Nintendo intenta parecerse más a Apple en su política de precios.

El precio deseado o más bien esperado de los usuarios oscilaba por los 250€ en un pack sin juego, o 300€ con algún juego. Finalmente la consola cuesta 330€, con ofertas de 319€ en distintos establecimientos. Si queremos la consola de salida, el precio alcanza los 400€, mismo precio que una PlayStation 4 Pro, 100€ más que una Xbox One S o unos 120€ más que una PlayStation 4 Slim con juego. Es una jugada arriesgada debido a los precios que tienen ahora la competencia, bastante competitivos, pero tenemos que tener presente que los precios de Nintendo raramente bajan, de hecho, WiiU sigue costando 300€ a día de hoy, a ver si Nintendo nos explica eso.

Si solo queremos Switch para jugar a Zelda, es una compra cara, aunque podríamos usar la excusa de, es el Zelda. Pero seamos francos, es una inversión muy cara por un juego, que sale para WiiU, cuya experiencia es la misma. El catálogo que tiene para 2017 es prometedor, Mario Odissey y Xenoblade 2 ( se podrían retrasar, nunca se sabe). Cada uno que valor la compra, pero si tienes WiiU, espera, que no se acabarán.

Yo espero que Switch sea un éxito en ventas, que Nintendo consiga volver a ser la de antes y podamos disfrutar durante mucho tiempo de Switch, pero hay aspectos como los expuestos anteriormente que no acaban de encajar.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR