Muy buenas amigas y amigos del Reino, esta vez me voy a salir un poco de lo tradicional en este artículo, no va a ser la típica experiencia, o unas memorias, o el análisis de la última novedad, ni ese clasico juego que llevamos en nuestro corazón, tampoco os voy a recomendar ninguna serie ni juego, esta vez sera un artículo totalmente diferente a lo que os tenemos acostumbrado, pero no por ello menos importante, y es que si quieres optimizar tu experiencia jugable tan solo tienes que seguir leyendo a continuación las indicaciones para configurar tu pantalla y ver tus juegos de la mejor manera posible.

Despúes de mucho investigar, buscar por foros, articulos y mucho trastear, por fin he dado con la configuración correcta de mi televisor, en este caso una pantalla LCD Samsung, en concreto el modelo UE32H5303AW. No es que sea una pantalla “top” por que tampoco la necesitaba, da bastante el apaño ya que el 90% del uso que le doy es para jugar y con este modelo voy sobrado, ni tampoco excesivamente grande, ya que en la habitación que juego tampoco lo es, por lo que no me hacen falta más pulgadas. Esta pequeña guía para configurar la tele está basado en mi marca y modelo, pero valdría para cualquier otra, tan solo debéis iros al menú y trastear un poco, por que basicamente en todas traen los mismos parametros solo que con algunas diferencías, ya es cuestión de cada marca. También he de deciros que cada uno tenemos nuestros gustos y cada uno vemos de manera diferente (ahi está el ejemplo del famoso vestido azul o dorado) por lo que esta configuración es totalmente personal, partiendo de base las investigaciones que he hecho.

Para empezar tenemos que irnos a la selección de salida de vídeo donde tengamos conectada la consola, en mi caso es HDMI 1, una vez seleccionado antes de que desaparezca debemos dejar pulsado la tecla intro del mando, entonces nos aparecerá un submenú llamado “editar nombre”, aparecerán muchas, pero debemos escoger bien Juego PC. En muchas guías aconsejan PC pero en mi caso no me terminaba de convencer por que le aplicaba un filtro que personalmente no me gustaba, lo hacía como muy artificial, al final me terminé decantando. por Juego. Una vez elegido la modalidad que más nos guste pulsamos el botón menú, ahí es donde se cuece casi toda la configuración, y digo casi por que más adelante explicaré un detalle.

20160405_212329_resized_1

Una vez dentro nos apareceran varios parámetros como la luz, contraste, brillo, color… Lo básico en todas las pantallas. El primero de estos parámetros es el modo de imagen, yo tengo puesto dinámico, aunque también se ve bastante bien con estandar. A continuación debemos poner la luz de fondo a tope e ir bajandolo hasta nuestro gusto, aquí lo recomendable es no bajarlo mucho pero tampoco dejarlo a tope por que de lo contrario veremos una imagen muy blancuzca, lo ideal es entre 16 y 17. Pasamos al contraste, aquí lo tengo puesto a tope por que esto lo que hace nivelar el contraste del color y personalmente me gustan colores vivos, aunque hay quien le gusta algo más bajo, entre 70 y 80 que dejaría un contraste digamos más realista. El brillo y la nitidez, aquí si coincido con la mayoría de las configuraciones, lo ideal es aproximadamente (parámetro arriba, parámetro abajo) el brillo en 45 y la nitidez en 55. El color es otro punto que yo consideraría muy personal, en mi caso esta por encima de la media por el motivo que he comentado de que me gustan los colores vivos, en 55 concretamente está en mi configuración, algo menos tampoco está mal, pero nunca menos de 50 por que al quitarle su color natural le da un efecto un poco en blanco y negro. Una cosa que se debe dejar tal y como está es el matiz, esto lo que regula es el balance de verdes y rojos, justo la mitad es como hay que dejarlo, es decir, en 50, inclinarlo hacia el verde o hacia el rojo sería acentuar ese color, por lo que te lo falsea y no veremos una imagen ideal. Os dejo unas fotos para que se vea más claro.

20160405_212352_001_resized_1

 

Una vez configurados todos los parámetros básicos, nos vamos a otras opciones, una de ellas es “aplicar modo de imagen” esta no la he tocado por que realmente no he notado diferencias entre las dos opciones que da, así que he optado por dejarlo como viene por defecto. El tamaño de imagen hay que ajustarlo a pantalla, tal cual, es la descripción que sale en el submenú, poner otra como las opciones 16:9 o 4:3 sería sinónimo de márgenes negros y no aprovecharíamos toda la pantalla, y si ponemos una de las opciones que ponga zoom lo que hace es recortar la pantalla de manera que no veríamos en el HUD o la barra de vida en algunos juegos, ni veríamos en su totalidad lo que nos quieren mostrar.

20160405_212441_resized_1

20160405_212455_resized_1

En el apartado opciones de imagen no debemos tocar nada prácticamente, por que por defecto viene todo desactivado y si hay alguno que por defecto está activado hay que desactivarlo. Estas opciones normalmente son para darle efectos a la imagen que no deseamos ver en juegos de consola, como pueden ser filtros, tipos de vista, movimiento LED, etc… Activar cualquiera de estas opciones daría efectos como el “arrastrar” de los elementos que aparecen en pantalla cuando se mueven, acentuar los dientes de sierra, o aplicar filtros que dan sensaciones como de sombreados, así como cierto lag entre que pulsamos los botones y lo que veis en pantalla. Y cuando digo no tocar nada prácticamente, lo digo por que hay un par de opciones que si van a gusto del usuario, estas son el tono del color y el nivel de negro. La primera de ellas da opciones de varios niveles de colores cálidos y fríos, y también da la opción que es la que yo he elegido, que es en estandar. Y la segunda, elegir el nivel de negro, hay que cambiarlo a bajo para ver un negro más natural,  en caso de que estuviese en alto.

Independientemente de todos estos consejos que os he dado para configurar los parámetro de vuestra pantalla, si no queréis marearos mucho, sobre todo el primer apartado, en donde está el color, nitidez, etc, que es lo que más quebraderos de cabeza nos puede dar, (el apartado opciones de imagen está bastante claro), en el caso de Xbox One si nos vamos a configuración, existe un apartado llamado “calibrar alta definición” que no es otra cosa que una guía bastante completa y fácil de entender en el que nos llevará de la mano para poder calibrar una imagen óptima, aconsejo muchísimo que por lo menos le peguéis un vistazo, os ahorrara tiempo y dolores de cabeza. En PS4 deconozco si existe este apartado, yo desde luego lo he estado buscando y no lo he encontrado.

20160405_214140_resized_1

20160405_214203_resized_1

Hasta aquí esta pequeña guía o consejos para configurar los parámetros de vuestra pantalla, sirve para cualquier consola por que el resultado es igual de bueno en todas una vez dejado como lo queremos. Y dejar claro que está no es la configuración definitiva, pero si es la que más me gusta a mi y puede servir como base para cualquier usuario.

Un saludo Neverlandiano y hasta la próxima!!!

 

Sobre El Autor

angelsl81

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR